Activar audio

Mi vida con 300 kilos ¿Qué pasó después?

El embarazo, un punto de inflexión

Melissa soñaba con quedarse embarazada. Y lo logró. Tuvo dos hijos. Y en cada embarazo engordó. Además, abandonó su trabajo para cuidarlos. Confiesa que le deprimió quedarse en casa. Y que a raíz de eso fue engordando. Ahora, con otro embarazo en el horizonte, reconoce que le da miedo ser madre a los 40 y seguir engordando.

- 21/03/2019 - Disponible otros 30+ DIAS